Educación para la Sostenibilidad

¿Por qué implementar una Escuela de Pensamiento Ecológico?

Son tiempos de grandes retos para la humanidad en su conjunto. Todo el Planeta se encuentra sufriendo cambios permanentes en sus ciclos biogeoquímicos debido a la acumulación en la atmosfera de residuos provenientes del modelo productivo y su estructura tecnológica.[1] Estas  variaciones en el clima han repercutido en los sistemas de producción humana, incluyendo el sector  de alimentos y se pronostica que jugará un papel determinante la capacidad de adaptación a dichos cambios y la identificación de patrones de producción adecuados para el abastecimiento de alimentos y energía de las ciudades y comunidades.  Nada indica que esta tendencia vaya a cambiar sustancialmente en el corto plazo, de tal manera que corresponde realizar cambios en la manera en cómo nos organizamos como sociedad y cómo gestionamos los ecosistemas a nuestro alrededor hacia un mundo sostenible.

Para llevar a cabo un cambio profundo en estos aspectos necesitamos de una Educación para la Sostenibilidad. Estamos convencidos que los cambios a mediano y largo plazo se logran solo a través de la Educación.  Se requiere entonces del desarrollo de un proceso pedagógico enmarcado en un cambio de modo de vida, que se dirija a crear seres polivalentes y autónomos que contribuyan a reducir la entropía global generada por el modo de vida occidental.

¿Qué es la Escuela de Pensamiento Ecológico?

A través de trabajo realizado con productores ecológicos campesinos e indígenas, y con la interacción permanente con la academia a través de la investigación y la sensibilización en fincas, nos fuimos encontrando con que los alimentos son una herramienta pedagógica muy poderosa para transmitir conocimientos vitales para un mundo sostenible.

La Escuela de Pensamiento Ecológico es un proceso de aprendizaje experiencial e itinerante centrado en los alimentos, que difunde y desarrolla conocimientos en ciencia, ecología, gastronomía, agricultura, historia y nutrición como fundamento de nuevas formas de vida en sinergia con la naturaleza. La Escuela busca generar un conocimiento complejo del funcionamiento de los ecosistemas basado en la producción de alimentos y medicinas, a través de la producción agrícola y de la recolección en ecosistemas locales.

El principal propósito de la Escuela es generar un conocimiento generalizado de la diversidad agroalimentaria local en las escuelas, las universidades, los restaurantes y las familias en general, impactando los sistemas productivos de la agricultura familiar al crear una demanda de dichas semillas, generando un proceso económico y ambientalmente sostenible para la pequeña y mediana escala.

¿Dónde se implementará?

El objetivo de la Escuela es trasmitir el conocimiento en donde se genera, es por esto que nuestras aulas serán las diferentes fincas que hacen parte de la red junto a la cocina móvil que se plantea como apoyo en el presente proyecto. La Escuela de Pensamiento Ecológico cuenta actualmente con los siguientes elementos.

  • 3 sedes en diferentes pisos térmicos que garantizan una gran diversidad de ecosistemas y semillas. Las sedes son fincas ecológicas en los Cerros Orientales de Bogotá (3100 msnm), Anolaima en Cundinamarca (1800 msnm) y Palomino en Guajira (20 msnm).
  • 3 restaurantes en la ciudad de Bogotá donde se pueden realizar prácticas gastronómicas.
  • Un banco de semillas de más de 40 variedades de papas, 40 variedades de tomates, 25 variedades de frijoles, 15 de yuca, 35 de maíz, así como variedades andinas de Quinua y
  • Un grupo de profesores provenientes de universidades, institutos de gastronomía y chefs de restaurantes exitosos de Bogotá.

[1] Definición del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). Disponible en internet: http://www.ipcc.ch/

No comments yet.

Deja un comentario